Sobre el DETT

.

La mayoría de los repelentes de insectos contienen DEET (N,N, dietil-m-toluamida) como su ingrediente activo. DEET es uno de los pocos repelentes de insectos que funciona y se recomienda para prevenir las enfermedades transmitidas por mosquitos como la malaria, la fiebre del dengue y el virus del Nilo occidental.

La N,N-Dietil-meta-toluamida, conocida como DEET, es el ingrediente más habitual de los llamados repelentes de insectos. Se usa aplicándolo sobre la piel o la ropa a la hora de evitar las picaduras de artrópodos. En particular se viene utilizando contra las picaduras de garrapatas y mosquitos

El DEET fue inicialmente desarrollado por el ejército estadounidense para solucionar los problemas que tuvieron sus soldados en la jungla durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque lo usaron desde 1946, no fue hasta 1957 cuando su uso se extendió a la población civil. Inicialmente fue pensado como un pesticida agrícola, pero fue especialmente útil durante la Guerra de Vietnam.

Los fabricantes de este producto siempre advierten que no se debe aplicar sobre la piel si hay alguna herida. Además, el DEET puede irritar la piel y en algunas personas se han visto reacciones muy exageradas.

En personas que han estado expuestas de modo muy prolongado al DEET se ha visto un aumento de casos de insomnio.

Por precaución, se suele recomendar evitar su uso en niños menores de dos años.

.

Precauciones con los repelentes con Deet y modo de aplicación.

.

  • El Deet huele ligeramente ácido y es un poco pegajoso

  • No se debe untar en los labios

  • Puede ser aplicado a los zapatos, calcetines y ropa como protección adicional contra las los ácaros y las garrapatas en zonas como el norte de Europa y EEUU donde éstas abundan.

  • Deteriora los objetos de plástico así que precaución para que no tome contacto con gafas, teléfonos móviles linternas etc. Pues puede dejar marcas en ellos.

  • Para una protección completa no hay que olvidar utilizar siempre prendas de manga larga y pantalones largos, mucho mejor si van impregnados con una solución de permetrina para tejidos como protección complementaria al repelente que utilicemos en la piel.

  • Para dormir lo ideal es utilizar una mosquitera también impregnada com permetrina.

  • En caso de contacto con los ojos, hay que lavarlos con agua abundante lo antes posible.

  • Hay que mantener los repelentes y los insecticidas lejos del alcance de los niños y lejos del contacto con alimentos y agua.

  • Para aplicar en la cara, pulverizar primero en la palma de la mano y luego repartir evitando el contacto con los ojos, boca, mucosa, heridas y zonas sensibles o lesionadas.

  • No es necesario utilizar muchísimo producto ni ponerse muy a menudo.

  • Una vez aplicado el producto es bueno lavarse las manos para evitar un contacto accidental con ojos o boca.

.

Nota: El cliente se compromete a leer y observar las instrucciones y el modo de empleo de los diferentes repelentes que comercializamos en esta tienda, es responsabilidad del cliente hacer un uso correcto de los productos respetando las dosificaciones y el modo de empleo.

 

Más información sobre repelentes de insectos:

Link: Asociación de Médicos de Sanidad Exterior

Link:  Riesgos que la exposición al DEET puede tener durante el embarazo

 .

Vídeo:  http://www.elcomercio.com/video/sociedad-repelentes-virus-zika-proteccion.html